Cuernos de ciervo por Zane Grimstone

Cuernos de ciervo por Zane  Grimstone

Titulo del libro: Cuernos de ciervo

Autor: Zane Grimstone

Número de páginas: 1906 páginas

Fecha de lanzamiento: November 20, 2018

Cuernos de ciervo de Zane Grimstone está disponible para descargar en formato PDF y EPUB. Aquí puedes acceder a millones de libros. Todos los libros disponibles para leer en línea y descargar sin necesidad de pagar más.

Descargar PDF Leer on-line

Zane Grimstone con Cuernos de ciervo

El lunes mi artículo fue reimprimido por dos anfitriones de la edición de RuNet — Newspaper.ru y Rusia Hoy. El periódico fue reservado y frío, el texto acompañante se trató de la oferta de admirar esto allí en los medios de Kazan pasa en ellos, y bombardear comentarios de varios miembros de Duma, analistas políticos y hasta los representantes de la OTAN que, la pimienta está clara no se fueron de mis cálculos hasta de trozos. El soprovodilovka a analistas provinciales vino al final con invectivas opcionales.
Pero en Rusia Hoy recibí alabanzas del redactor más importante que dedicó a mis ejercicios la siguiente columna. Las alabanzas, sin embargo, sólo pertenecieron a la impudencia de pensar en el autor provincial y la capacidad mostrada ellos en el material moderno para terminar al punto de absurdidad cualquier idea indiscutible a la cual el comentarista mandara la inevitabilidad del reparto global de esferas de influencia, la capacidad de conflictos políticos de caerse para un marco civilizado y el deseo de los EE. UU, cubiertos de un consejo de las Naciones Unidas, obligar todo el planeta a vivir según las reglas que son ideadas en Washington.
Waugh-en el martes las ediciones de papel se rompieron suelto. Izvestia nos puso al sótano del artículo "Kazan Rudeness" extraordinario con un subtítulo "Asusta, y a nosotros no es terrible". Komsomolskaya Pravda ocupó la primera página con un collage en el cual el asiático no identificado en un casquete de Uzbek angular — probablemente, yo — vertió de un puñado las bombas decoradas con la bandera americana en el Kremlin de Moscú. Todo esto fue llamado, como de costumbre, en una rima: "Histeria de Kazan: Tatars esperan América".